“LAS MELODÍAS, PARA LA EMOCIÓN; EL TECHNO, PARA LA ENERGÍA” - Great Works
16755
single,single-post,postid-16755,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

“LAS MELODÍAS, PARA LA EMOCIÓN; EL TECHNO, PARA LA ENERGÍA”

PACO CAVALLER (Barcelona).- Esta noche, dos de los tres fundadores del label francés Hungry Music se apoderan de la sala INPUT en una nueva fecha Locked. Antes de entregarnos en cuerpo y alma a la música de N’to y Joachim Pastor, hemos querido charlar un rato con ellos para ir abriendo boca y conocer de primera mano cómo arrancó esta aventura.

Los dos invitados de hoy nos cuentan que se conocieron “debido a la música”, puesto que no se conocían antes de iniciar sus respectivas carreras como productores. N’to explica que “cada uno había desarrollado ya su propia música y había implementado, a su manera, las melodías en la música electrónica, antes de conocernos”. “Descubrimos cada uno la música del otro y creímos conveniente unirnos”, recuerda. Así es cómo empezó, junto a Worakls, la gran aventura de Hungry Music.

Intentamos sonsacar el secreto de su estilo. Intentamos que fueran ellos quienes plasmaran con palabras qué era lo que marcaba diferencias entre HM y otros sellos de la escena. Joachim se sincera: “Somos diferentes porque no intentamos ser como cualquier otro, sino que nos limitamos a producir nuestra propia música, sin fijarnos en los códigos o las tendencias de la escena. No somos deejays, así que nuestro contacto con la música ajena es el justo y necesario. No prestamos atención a lo que se lleva en las pistas de baile, no sentimos esa necesidad de que nuestros temas encajen con los de otros sellos. Ello puede tener pros y contras, por supuesto.” N’to añade que resulta primordial “explicar una historia mediante nuestras producciones”, algo que, asegura, tienen muy presente en Hungry Music.

19399249_1557680394263189_5596627974982064167_n

Les pedimos una definición precisa para su estilo, aunque sabemos que no es tarea fácil. “Las melodías, para la emoción y el techno, para la energía; así catalogaría yo mi música”, afirma Pastor. “Es algo así como melodic techno, un género que te despierta emociones, pero que te permite bailar y divertirte.” N’to se centra en las influencias genéricas del label: “Nosotros intentamos unir música electrónica con melodías en general. Ahora bien, existen muchísimas melodías, de muchos rangos y géneros distintos. Las bandas sonoras de películas entrarían en la lista de influencias, sí, pero también entrarías otras visiones, como el jazz, el pop, el soul, el hip-hop, el rock, la música clásica…”

 

943989_1138142236217009_3056612707242256068_n

Es interesante saber si artistas que sólo actúan en formato live, como es el caso, se auto-consideran también deejays o no. “Escuchamos mucha música a parte de la que producimos, incluyendo, por supuesto, la de toda la escena electrónica”, confiesa N’to. Pastor se explaya un poco más: “Escuchamos mucha música y no sólo electrónica. Personalmente, no presto mucha atención a las tendencias ni a los últimos lanzamientos, pero sí escucho la música de unos cuantos artistas a los que admiro. Y, claro está, uno termina siendo influenciado por ello. Yo diría que no estoy 100% cerrado al mundo, pero tampoco estoy tan abierto y atento como lo están los deejays. De lo que no hay duda es de que soy, con diferencia, mucho más productor que deejay.”

En su día, vimos a N’to, Joachim Pastor y Worakls actuando juntos. Lo bautizaron como Hungry Band y formó parte del primer Hungry Music Tour hace dos años. “Nos lo pasamos muy bien tocando juntos y aún lo seguimos haciendo algunas veces por mero divertimento. Sin embargo, buscamos salir de nuestra zona de confort. Por eso tratamos de desarrollar nuevos conceptos en lugar de repetir las mismas experiencias una y otra vez.” Esto contaba N’to, aunque el amigo Joachim nos dejaba caer lo que todos estábamos esperando: “Seguro que, un día, terminaremos haciendo algo similar, aunque a su vez diferente.” Mientras ese día llega, aguardaremos impacientes, pero bailando, siempre bailando. Primera parada, esta noche, en Locked. Con N’to y con Joachim Pastor.